blushing female portrait


En esta entrada hablaremos de cómo puedes preparar cremas para herpes con ingredientes naturales y altamente benéficos para tu salud. Pero primero, déjame darte algunos datos adicionales sobre este molesto virus que puede traerte complicaciones varias.

Herpes: Síntomas y vías de contagio

Como sabes, el herpes es una infección viral muy contagiosa, y tiene 2 tipos: el herpes labial u oral, y el herpes vaginal. Estos son producidos por el virus del herpes simplex I y II, respectivamente.

Se contagia por contacto directo e indirecto, es decir, por tocar a la persona infectada (besos y relaciones sexuales y compartir fluidos como saliva y flujos seminales y vaginales), o por tocar objetos que hayan sido utilizados por la persona con herpes (vasos y cubiertos, ropas, etc.).

Los principales síntomas son la aparición de hormigueo en la zona de la boca o en los genitales, picazón y ampollitas llenas de líquido amarillento, que al final revientan, forman costra y sanan.

Si bien el virus es altamente contagioso, la fase más peligrosa es cuando las ampollitas drenan el líquido, y hasta tú mismo puedes infectarte en otras partes del cuerpo si tocas el líquido y te pasas la mano por otro lugar.

Es por eso que las cremas para herpes son tan útiles, pues ayudan a secar más rápido las ampollas y acortan la temida fase del contagio. Y lo bueno es que tú mismo puedes preparar pomadas naturales muy efectivas es.wikipedia.org. A continuación te proponemos 3 ingredientes súper poderosos para que hagas tu propio remedio.

Cremas para herpes con productos naturales

1. Con sábila

Contiene vitaminas A, B y C, minerales, taninos, aceites, mucílagos, aminoácidos y los aceites grasos oleico y linoleico. Tiene la facultad de regenerar las células de la piel, lo que la convierte en una potentísima aliada para su cuidado.

En este sentido, la sábila es más que aconsejable porque sus propiedades hacen que la cicatrización sea mucho más rápida y no te quede ningún tipo de marcas.

Es antiinflamatoria y analgésica y resulta perfecta si las ampollitas están en carne viva porque puedes aplicar los cristales directamente sobre cualquier herida https://www.lavidalucida.com/5-tips-para-curar-psoriasis-y-eczema.html.

En cuanto a preparar cremas para herpes con sábila, sencillamente frota las ampollas con un cristal, que sacarás de la penca y lavarás muy bien. Puedes cortar varios en trocitos y guardarlos en un frasco de vidrio en la nevera.

También puedes licuar uno y mezclarlo muy bien con vaselina, y aplicarte esta crema varias veces al día.

2. Con bálsamo de limón

Si bien se ha utilizado tradicionalmente para elaborar tés con innumerables propósitos (para aliviar dolencias gastrointestinales, para aumentar la concentración y reducir el estrés, para disminuir la secreción excesiva de la tiroides y muchísimas cosas más), aplicado tópicamente es ideal para el herpes.

Contiene polifenoles que ayudan a reducir significativamente la duración y la gravedad de cualquiera de los herpes, así como la recurrencia de los brotes. La infección se detiene y resulta muy útil para acelerar la curación.

Su potente acción antiviral se debe, entre otras cosas, a los ácidos cafeico y rosmarínico que contiene, y que también reducen el escozor y el enrojecimiento de la piel.

Puedes conseguirlo libremente en cualquier tienda naturista, y bastará con que lo apliques varias veces al día sobre la zona afectada https://www.youtube.com/watch?v=t1sgiJF4xr0.

También puedes hacer un té bien cargado y mezclar unas dos cucharaditas con suficiente vaselina, de modo de conseguir una textura adecuada cremosa, y utilizarla como labial. El herpes te durará apenas 5 días o menos.

3. Con aceite de ricino

Este aceite ha sido muy popular para tratar el estreñimiento, pero también para reducir dolores y estimular el sistema inmune.

Otros de sus beneficios son el alivio de heridas en la piel y su potente acción como antibacteriano, antiviral y fungicida.

Tiene ácidos grasos y es un excelente hidratante, por lo que si aplicas unas gotas de este aceite sobre los labios, o sobre las heridas del herpes, sus propiedades antivirales y antibacterianas entrarán en acción y protegerán la piel y reducirán la infección.

Tiene ácidos grasos y es un excelente hidratante, por lo que si aplicas unas gotas de este aceite sobre los labios, o sobre las heridas del herpes, sus propiedades antivirales y antibacterianas entrarán en acción y protegerán la piel y reducirán la infección

Rate this post