woman on a beach 1


Cuando digo que voy a recomendar herpes genital remedios caseros me suelen mirar con cara extraña o incrédula. Me dicen que por qué mejor no aconsejo medicamentos que se consiguen en las farmacias o cremas que se pueden comprar con una receta médica. Si bien cada uno tiene la posibilidad de elegir el tratamiento que desee, mi experiencia investigando y analizando el tema me indica que las recetas caseras suelen ser más eficaces. Quizás tarda más tiempo en verse los resultados pero tienen efectos más duraderos. Entérate cuáles recomiendo en este artículo.

Los mejores herpes genital remedios caseros

Existen una gran cantidad de herpes genital remedios caseros y si tuviera que listarlos a todos te pasarías un buen rato leyendo este post. Los que te voy a reseñar a continuación son aquellos que más beneficios aportan a los que se han contagiado este virus a través de una relación sexual. Puedes probar cualquiera de ellos y elegir el que más te guste, el que tengas todos los ingredientes en casa o puedas comprarlos, etc:

  1. Embebe un trozo de tela con aceite de ricino y coloca sobre las ampollas producidas por el herpes. Cubre con un papel film o bolsa plástica y encima pon la almohadilla eléctrica (o algo similar). Deja actuar una hora. Repite 3 veces al día cambiando el paño en cada ocasión.
  2. Hierve dos cucharadas de té negro y una taza de agua por 10 minutos. También puedes usar los sobrecitos o saquitos de té común. Pasado ese tiempo retira del fuego y deja refrescar 10 minutos más. Filtra y usa el líquido. Embebe una bola de algodón o gasa y aplica sobre las llagas. Este es uno de los herpes genital remedios caseros que te ayudará a calmar el dolor. 
  3. Otra alternativa también usando té es en lugar de usar un algodón emplear los saquitos como si fueran emplastos. Moja varias veces en la taza y aplica en las llagas. Repite al menos 2 veces al día.
  4. En una taza con agua hirviendo echa 2 cucharadas de malvavisco. Tapa deja refrescar durante 15 minutos. Filtra y luego aplica en los genitales como si fuera una compresa. Una vez que se seque vierte unas gotas de aceite de oliva en cada lesión www.infografiasyremedios.com. Te servirá para aliviar el escozor y el picor del herpes.
  5. En un cazo pon un litro de agua y caliente hasta que rompa el hervor. Sin sacar del fuego añade un puñado de hojas de bardana frescas y lavadas. Hierve 10 minutos. Retira y deja entibiar. Filtra y haz un baño de asiento con este agua. Filtra y haz un baño de asiento con este agua

Rate this post